Razones para creer

Camino del noveno aniversario de la Revolución de los Jazmines,  Túnez progresa adecuadamente en su transición hacia la democracia.  Así parece demostrarlo la transparencia informativa de que ha hecho gala la cadena de televisión nacional al programar por primera vez en el mundo árabe un debate político con presencia de los candidatos a la presidencia de la República pocos días antes de la celebración de la primera vuelta de las elecciones.  

El debate, o, para ser más exactos, la comparecencia de veinticinco de los veintiséis presidenciables en tres programas de dos horas de duración cada uno de ellos, alcanzó índices de audiencia que superaron con creces las mejores previsiones de los promotores del evento: además de la televisión pública, dos canales privados y la ONG Munadhara, suscitando el aplauso unánime de la comunidad internacional, que con justo título desde siempre ha reconocido la defensa del derecho a la libertad de expresión como una de las grandes conquistas de la Primavera Árabe tunecina.  

Por otra parte, el evento hizo posible algo inimaginable hasta no hace mucho en el país: que los tunecinos siguiesen las evoluciones de los aspirantes al sillón presidencial a través de la pequeña pantalla como si se tratara del derbi entre el Esperanza y el Club Africano o una de esas series turcas que  con tanto éxito suele programar la cadena privada Nessma.  Y, quizá no por azar, precisamente el dueño de Nessma, Nabil Karoui, fue el único candidato que faltó al debate televisivo, si bien este conocido hombre de negocios, ahora líder del partido populista Qalb Tunes (Corazón de Túnez), contaba con una razón de peso para justificar su ausencia en ocasión tan señalada: en prisión preventiva desde hace algunas semanas, con cargos por delitos de evasión de impuestos y blanqueo de dinero, la Instancia Superior Independiente para las Elecciones (ISIE), tras arduas deliberaciones, le denegó el permiso para salir por unas horas de su encierro y someterse al juicio sumarísimo de los telespectadores.

El asunto, que ha mantenido dividida a la opinión pública todo el verano, también debió de resultar un quebradero de cabeza para el expresidente de la República, Mohamed al Beji Caïd Essebsi, al punto de que se vio obligado a enfrentarse a él directamente poco antes de fallecer el 25 de julio pasado.  A falta de Tribunal Constitucional que invalidase la candidatura de Karoui, quien ya al abrirse el periodo electoral tenía todas las papeletas para acabar entre rejas, el difunto jefe del Estado decidió mantenerla no haciendo uso de la potestad para anularla que confiere al máximo mandatario tunecino la Constitución, y ello contra la voluntad de la mayoría de los partidos en liza que, fraude fiscal al margen, nunca han dejado de acusar al propietario de Nessma de haber utilizado su cadena de televisión como un instrumento al servicio de sus aspiraciones políticas, transgrediendo continuamente las reglas del juego democrático con demagogia y manipulaciones de toda laya.            Y es que, a juzgar por el affaire Karoui, entre las razones para creer que Túnez se aleja definitivamente de los tiempos de la policía política y del 99 % a favor del partido en el poder, a la transparencia informativa de la cadena pública hay que sumarle la necesidad cada vez más acuciante para el pueblo tunecino de mantenerse ojo avizor ante los alardes mediáticos desplegados con mejor o peor fortuna por unos y por otros, los clanes de siempre, los grupos apoyados por las potencias extranjeras y, también, el outsider de turno, dispuesto a cualquier cosa para ganarse el favor del electorado.

Publicado por fanduj

"... me gusta el río / jugar al fútbol / y estar ausente..." (R.B.)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: